¿Nos lavamos los dientes?

Este año he realizado la visita anual al dentista con  mis hijos y me ha sorprendido saber que no todos los padres realizan esta visita en edades tempranas. La odontopediatra nos contó que son muchos los que esperan a tener problemas en los dientes, ya sea de mordida o de caries para acudir a visitarla.


La prevención y una correcta higiene dental son claves para el desarrollo óptimo de la dentición de nuestros hijos. Por eso, os dejamos una serie de pautas necesarias para que podáis trabajar en casa la higiene dental y por supuesto, recomendaros que llevéis a los peques al dentista.

  • Cepilla los dientes del niño después de cada comida. Imprescindible por la mañana y por la noche.
  • Elige un cepillo con cabezal pequeño y filamentos suaves. El mango debe adaptarse tanto a su pequeña mano como a la del adulto que le ayude. Ayuda a tu hijo a cepillarse los dientes las primeras veces, después cepillatelos junto a él. El ejemplo y la mejor enseñanza para un niño.
  • Los niños que aun no tienen dientes podemos limpiar sus encías con los cepillos especiales de dedal.
  • A partir de los 2 años puedes poner en el cepillo una pequeña cantidad de dentífrico (el tamaño de la uña del dedo meñique del niño).
  • Cepilla el interior de los dientes, la zona externa y la superficie de mordida. Intenta siempre cepillar en el mismo orden, para asegurarte de que no se te olvida ninguna superficie.
  • Evita alimentos con exceso de azúcares como chuches, helados, caramelos, refrescos azucarados, zumos envasados etc... Además de estar asociados a la obesidad infantil, el azúcar presente en estos alimentos deterioran el esmalte, erosionándolo y favoreciendo la aparición de caries dental.  
  • Una dieta sana es el aliado ideal de una boca sana. No sólo evitar alimentos azucarados sino consumir alimentos que fortalezcan los dientes, principalmente lácteos, verduras y frutas. 
Antes de vuestra primera visita al odontopediatra, os recomendamos que habléis con vuestro hijo sobre dónde va. Normalmente en la primera revisión simplemente se tumbarán en una silla espacial muy chuli y le mirarán los dientes. Tenemos que hacerles entender lo importante que es tener unos dientes sanos y limpios. Así, el Ratón Pérez, podrá venir a buscar ese diente tan brillante cuando se caiga.
Tras nuestra primera visita, por arte de magia el ratoncito se enteró y apareció una puerta mágica que se abrirá cuando se nos caiga nuestro primer diente:




El juego simbólico es muy importante para que ellos puedan ponerse en el lugar de, y nos ayuda a resolver dudas y conflictos que puedan tener. Una tarde de juegos en el que vosotros o ellos son los dentistas sería genial. El kit de la foto lo hemos encontrado en Amazon por 20 euros.

Y para terminar, como no podía ser de otra forma, os recomendamos una serie de cuentos para ayudaros a establecer los hábitos de higiene en casa. Algunos estarán disponibles en nuestra próxima feria del libro.




2 comentarios:

  1. Muy interesantes las opciones de libros, a ver si con ayuda podemos ir acostumbrándolo, que no le gusta nada que le limpie. Al principio, jugó un poco a cepillarse él mismo, pero se cansó enseguida.
    Hace unos días intenté llevarlo al servicio de odontopediatría de la facultad de Odontología, y para mi sorpresa pretendían que entrara él solo. Se negó, claro, y simplemente nos fuimos. Me sorprendió mucho, la verdad, que esperen que un niño de menos de tres años entre solo a un sitio que incluso a muchos adultos les da reparo.
    Un pequeño apunte, igual que los zumos envasados, los zumos caseros también deberíamos evitarlos, y nunca suponer que sustituyen a una fruta.
    Como siempre, gracias por compartir vuestras ideas.

    ResponderEliminar
  2. Me parece sorprendente que pretendan que un niño tan pequeño entre solo, ¿No os daban la posibilidad de entrar con él cuando vieron que el niño no quería ir solo? Nosotros hemos entrado a acompañarlos todas las visitas en el dentista que elejimos.
    Poco a poco seguro que conseguís que entre en rutina y el hábito se adquiera.
    Los zumos no son recomendables nunca, lo sabemos, el hecho de poner envasados ha sido porque vemos que es lo más traído al cole para los desayunos de media mañana.

    ResponderEliminar